martes, 27 de diciembre de 2011

MISION CAJICA. ODONTOLOGICA

JORNADA DE LA SALUD
Damos gracias al Señor, por esta labor tan maravillosa que nos ha permitido realizar, no solo poniendo nuestro conocimiento medico odontológico al servicio de la Comunidad de Cajica, sino el logro de la Iglesia de poder demostrar que si se pueden hacer cosas hermosas, si nos unimos con amor.
Los beneficiados fueron un grupo de hombres y mujeres de la tercera edad. (13 pacientes)
Esta hermosa labor estuvo bajo la vigilancia profecional del Padre Diacono Mateo. (Odontólogo General)
Se practico en los pacientes cirugía-restos radiculares
12 exodoncias
Resinas fotocurado
13 prótesis (26 en total) totales y parciales, superiores e inferiores.
Se les dio charla de cuidado, mantenimiento, muestras de adhesivos y tabletas de limpieza, donados por Korega, analgésicos, antibióticos. 
 PROFESIONALE
Padre mateo - Elkin Vargas (Odontologo General)
Hermano Marcos - Javier Bravo (Ortodoncista)
Lelibeth Novoa (Odontologa general)
Karen (Auxiliar de Odontologia)
Patricia Galindo (Cirujana Maxilofacial)
Claudia Dias (Odontologa General)
Alexandra Dias (Odontologa General)
Everty (Auxiliar de Odontologia).
PROFESIONALES UNIDOS
Dios los bendiga en esta mision


lunes, 12 de diciembre de 2011

ALUMBRADO 2011

ALUMBRADO 2011.
El Santuario del Divino Rostro estubo bellamente decorado con luces Navideñas, que dieron un toque elegante al Barrio y felicidad a todos los transeuntes del municipio, especialmente a los niños.
Este alumbrado fue hecho en honor a la Santisima Trinidad, representado con un gigantesco Triangulo que derrama bendiciones sobre la Iglesia y los que entran a ella.
La Navidad es un tiempo de paz y de Luz, se celebra la venidad de Jesus, el hijo de Dios hecho niño en un pesebre.
Es un tiempo especial para compartir en familia.
Cristo visita la tierra trallendo consigo luces del cielo, que colman de alegria a los niños de todas las razas.

Su elavoracion estuvo a cargo de Julio Cesar Delgado Manrrique, miembro de la Comunidad, Ingeniero electrico) y su ayudante fue Gildardo Ospina.
El diseño estuvo a cargo de Madre Liz. (Igumena)
El periodico DIARIO DEL OTUN, en su edicion del 9 de Diciembre del 2011, resalto la belleza del Santuario y el significado del alumbrado, lo mismo hizo el periodico LA TARDE, en su edicion del 14 de Diciembre del 2011

MATRIMONIO ORTODOXO

MATRIMONIO ORTODOXO
En el Santuario del Divino Rostro, se llevo a cabo el Sacramento del Santo Matrimonio de:
ELKIN FERNANDO BEDOYA Y
SANDRA PATRICIA ARENAS.
La ceremonia estubo oficiada por Vladika Andres, quien les bendijo en el nombre del Señor Jesucristo, deseándoles una vida marital, llena de muchisimo amor y frutos tanto materiales como espirituales.






miércoles, 16 de noviembre de 2011

martes, 1 de noviembre de 2011

IGLESIA EN MEXICO

CLERO DE LA METROPOLIS
Su Beatitud Vladika Daniel (Metropolita)
Su exelencia Vladika Afanasij ( vicario de la Metropolis, Eparca de Guadalajara y todo Jalisco)
Su Exelencia Vladika Seraphim (Corobispo de Ecatepec)
Padre Kostantin (Archidiacono Metropolitano


 DIOS BENDICE SU IGLESIA EN MEXICO



viernes, 30 de septiembre de 2011

PADRE BARTOLOMEO

Nuevo Sacerdote para la Iglesia Ortodoxa del Divino Rostro.
El 17 de Septiembre del presente año, fue ordenado Luis Eduardo Sanches, como sacerdote, en Ceremonia solemne, que se llevó a cabo en la Catedral del Divino Rostro, en su décimo noveno aniversario.
Esta  solemnidad, estuvo presidida por Vladika Andres, quien impuso sobre El sus manos, rogando a Dios todopoderoso que le conceda la fortaleza necesaria, para cumplirle a Dios con el ministerio. muchisimas felicitaciones, para El y su esposa.

DE LA SANTIDAD QUE HA DE TENER EL SACERDOTE
 ¿Cuál debe ser la santidad del sacerdote por razón de su dignidad?.

Grande es la dignidad de los sacerdotes, pero no menor la obligación que sobre ellos pesa. Los sacerdotes suben a gran altura, pero se impone que a ella vayan y estén sostenidos por una extraordinaria virtud; de otro modo, en lugar de recompensa
se les reservará gran castigo, como opina San Lorenzo Justiniano. San Pedro Crisólogo dice a su vez que el sacerdocio es un honor y es también una carga que lleva consigo gran cuenta y responsabilidad por las obras que conviene a su dignidad.

Todo cristiano ha de ser perfecto y santo, porque todo cristiano hace profesión de servir a un Dios Santo. Según San León, cristiano es el que se despoja del hombre terreno y se reviste del hombre celestial. Por eso dijo Jesucristo: Seréis, pues, vosotros, perfectos, como vuestro Padre Celestial es perfecto [Mt 5, 48]. Pero la santidad del sacerdote ha de ser distinta de la del resto de los seglares, observa San Ambrosio, y añade que así como la gracia otorgada a los sacerdotes es superior, así la vida del sacerdote tiene que sobrepujar en santidad a los seglares y San Pedro Pelusio afirma que entre la santidad del sacerdote y la del seglar ha de haber tanta distancia como del cielo a la tierra.


Los sacerdotes de la antigua ley llevaban escritas estas palabras en la tiara que coronaba su frente: SANTIDAD PARA YAHVEH (Ex 39, 29), para recordar la santidad que debían confesar. Las víctimas que ofrecían los sacerdotes habían de consumirse completamente. ¿Por qué? Pregunta Teodoreto, y responde. "Para inculcar a aquellos sacerdotes la integridad de la vida que han de tener los que se han consagrado completamente a Dios. Decía San Ambrosio que el sacerdote, para ofrecer dignamente el sacrificio, primero se ha de sacrificar a sí mismo, ofreciéndose a Dios.
Esiquio escribe que el sacerdote debe ser un continuo holocausto de perfección, desde la juventud a la muerte. Por eso decía Dios a los sacerdotes de la antigua ley: "Os he separado entre los pueblos para que seáis míos (Lev 20, 26). Con mayoría de razón en la Ley nueva quiere el Señor que los sacerdotes dejen a un lado los negocios seculares y se dediquen solo a complacer a Dios a quien se han entregado: "quien se dedica a la milicia se ha de
enredar en los negocios de la hacienda, a fin de contentar al que lo alistó en el ejército" [2 Tm 2, 4). Y es precisamente la promesa que la Iglesia exige de los que ponen el pie en el santuario por medio de la tonsura: hacerles declarar que en adelante no tendrán más heredad que a Dios: "El Señor es la parte de mi heredad y mi copa. Tú mi suerte tienes (Salmo 15) Escribe San Jerónimo que "Hasta el mismo traje talar y el propio estado claman y piden la santidad de la vida" De aquí que el sacerdote no solo has de estar alejado de todo vicio, sino que se debe esforzar continuamente por llegar a la perfección, que es aquella a que sólo pueden llegar los viadores.
San Pablo exige del sacerdote tal perfección que esté al abrigo de todo reproche: "Es necesario que el obispo sea irreprensible (1 Tm 3, 2). Aquí, por obispo pasa el santo a hablar de los diáconos: Que los diáconos, así mismo sean respetable (Ib 8), sin nombrar a los sacerdotes; de donde se deduce que el Apóstol tenía la idea de comprender al sacerdote bajo el nombre de obispo, como lo entienden precisamente San Agustín y San Juan Crisóstomo, que opina que lo que aquí se dice de los obispos se aplica también a los sacerdotes. La palabra 'irreprehensibilem' todos con San Jerónimo están de acuerdo en que significa poseedor de todas la virtudes. Durante once siglos estuvo excluido del estado de clérigo todo el que hubiera cometido un solo pecado mortal después del bautismo, como lo recuerdan los concilios de Nicea.
                    El sacerdote, por lo tanto, debe invocar de forma continua la presencia del Santo Espiritu, para que sea guiado y protegido
y he aquí la razón aducida: porque la santa Iglesia quiere en todas las cosas lo irreprensible. Quienes no son santos no deben tratar las cosas santas. Y en el concilio de Cartago se lee: "Los clérigos que tienen por heredad al Señor han de vivir apartado de la compañía del siglo".  Decía San Crisóstomo que "el sacerdote ha de ser tan perfecto que todos lo puedan contemplar como modelo de

de santidad, porque para esto puso Dios en la tierra a los sacerdotes, para vivir como ángeles y ser luz y maestros de virtud para todos los demás". El nombre de clérigo, según enseña san Jerónimo, significa que tiene a Dios por su porción; lo que le hace decir que el clérigo se penetre de la significación
El sacerdote es ministro de Dios, encargado de desempeñar dos funciones en extremo nobles y elevadas, a saber: honrarlo con sacrificios y santificar las almas. Todo pontífice escogido de entre los hombres es constituido en pro de los hombres, cuanto a las cosas que miran a Dios, para ofrecer dones y sacrificios por los pecados [Hebr. 5, 1].  Por eso las escrituras llaman al sacerdote hombre de Dios [1 Tm 6, 11], hombre que no es del mundo, ni de sus familiares, inclusosi son casados, de sí propio, sino tan solo de Dios, y que no busca más que a Dios. 
Ninguno, que este ligado por los deseos y placeres carnales es     digno de presentarse o hacercarse a ti o de servirte.










jueves, 29 de septiembre de 2011

PADRE DIACONO LUCAS

En Ceremonia solemne, fue consagrado el subdiacono Lucas, al ministerio mayor del Diaconado, la Iglesia Ortodoxa del Divino Rostro, sigue cresiendo en Colombia, con jovenes honestos, trabajadores, dedicados y con una vocacion muy espiritual.
La ceremonia estubo presedida por Vladika Andres, acompañado con el Clero y las comunidades de la Iglesia.
En el santuario de Dosquebradas Risaralda, en el decimo noveno aniversario de la aparicion del Divino Rostro de la Salvacion

Dios bendiga su hogar y su ministerio, que la gracia Divina lo llene de mucha fortaleza, sabiduria y santo temor, para que sirva al Señor Jesus que lo llamo a servirle

PADRE DIACONO LUCAS


 El monje: manifestación del maximalismo escatológico
Una de las fuentes de la conciencia escatológica de la Iglesia ortodoxa es el monacato. La vida monástica goza de gran raigambre en el mundo ortodoxo, más aún, el Oriente cristiano es considerado como la patria del monacato cristiano. Los monjes no sólo son considerados como miembros de gran vitalidad y dinamismo dentro del cuerpo eclesial, sino que constituyen la gran reserva espiritual de donde la Iglesia toma sus fuerzas. A lo largo de su historia, la Iglesia de Oriente ha sido testigo de que los monjes han defendido la pureza de la fe cuando ésta se ha encontrado en peligro de ser dañada o malinterpretada. No es una exageración decir que la Iglesia Oriental no puede vivir sin el monacato.
Es indudable que la vida espiritual del mundo ortodoxo está profundamente marcada por el monacato, a tal punto que no se puede comprender la espiritualidad ortodoxa sin el monacato. Aspectos propios de la vida ascética y mística como: la oración, la conversión, el esfuerzo por la santidad, la adquisición de las virtudes, etc. aparecen constantemente iluminados desde la vida monástica. El teólogo ortodoxo Olivier Clément incluso llega a vincular la salud espiritual de la Iglesia con la vida monástica. El monje es quien recuerda al mundo ortodoxo que existen realidades eternas a las que todos debemos aspirar, pero esto no le impide estar atento a las realidades del mundo y rezar por las necesidades de sus hermanos, los hombres.

lunes, 26 de septiembre de 2011

PADRE DIACONADO DAVID

Jose David Ospina, fue consagrado al ministerio del Diaconado el dia 17 de Septiembre, en el decimo noveno aniversario de la aparicion del santo Rostro de Cristo.
La ceremonia fue celebrada con la asistencia del clero y  las comunidades de diferentes lugares de Colombia.
El Padre Diacono David, es hijo de sacerdote, el Padre Jose Santiago, quien agradecio al Señor por tan grande bendicion.
La ordenacion estuvo a cargo deVladika Andres.
La Madre Abadeza Liz lo bendijo y dio gracias a Dios, por todas las gracias que el Señor ha derramado sobre la Iglesia.
roguemos al Todopoderoso, que lo colme de mucha fortaleza, que le conceda el don del entendimiento, de santo temor, de luz divina y mucha sabiduria y obediencia para que cumpla a carta cabal con su ministerio
¿Por qué soy Ortodoxo?
Soy ortodoxo porque pertenezco a la sociedad de los fieles cristianos unidos por la fe ortodoxa que
 siguen las enseñanzas y doctrinas de la Iglesia Ortodoxa, y viven conforme a lo que ella enseña, obedeciendo a sus Pastores en todo lo concerniente a la gloria de Dios y la salvación del alma. Soy Ortodoxo porque vivo y practico la fe y la virtud en la Iglesia Ortodoxa. Me hago miembro de ella por medio del Santo Bautismo administrado por sus ministros; asisto a las Iglesias ortodoxas y a su culto, me acerco a sus sacramentos, escucho la voz de Dios a través de sus pastores, trato de vivir de la Gracia que derrama continuamente sobre todos sus hijos.
Soy Ortodoxo, porque amo al verdadero Dios, a Jesucristo y su doctrina, según así lo enseña y predica



 la Santa Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa. En otro orden de consideraciones, ampliando lo que acabamos de decir, es llamado ortodoxo el que cree Rectamente (porque la palabra griega "Ortodoxia" significa "Doctrina Recta"). La religión Cristiana Ortodoxa es aquella que Cristo fundó. Ella enseña: las verdades que debemos creer firmemente, los deberes que hemos de practicar y los medios que hemos de emplear para santificarnos. "Iglesia" es la agrupación de todos los cristianos que son bautizados, profesan la Doctrina de Jesucristo, participan de los mismos Sacramentos y obedecen a los Canónicos (legítimos) Pastores. Ella es la Depositaria de la Doctrina de Jesucristo y continúa su obra en la tierra. Canónicos o Legítimos Pastores de la Iglesia son los que enseñan y gobiernan a la Iglesia en nombre de Jesús, a saber los Obispos, los Sacerdotes y los Diáconos que son ordenados apropiadamente y se encuentran en orden con su Superior Autoridad Eclesiástica y con las leyes o cánones de su Iglesia.Cristo fundó su Iglesia para enseñar, santificar y salvar a todos los hombres. Su Iglesia permanecerá para siempre porque
Cristo prometió estar con ella "hasta el fin de los siglos" y ser su Cabeza invisible. Fuera de la Iglesia no hay salvación porque Ella recibió de Jesús el poder y los medios para salvar a los hombres.
La Iglesia que reúne las cuatro notas o características que distinguen la verdadera Iglesia: Una - Santa - Católica - Apostólica, es solamente la Iglesia Ortodoxa Oriental. Ella ha mantenido por veinte siglos los mismos sacramentos, las mismas Doctrinas y los mismos Pastores que son los sucesores de los Apóstoles. Su nombre de ortodoxa le viene de que Ella cree y enseña correctamente la doctrina de Cristo. Ella se ha mantenido rectamente en la doctrina desde Jesucristo hasta el día de hoy. Nos llamamos ortodoxos porque creemos exactamente lo que los Apóstoles enseñaron. El Primado de honor lo posee, el Patriarca Ecuménico que reside en Constantinopla. (Yérmanos Potizoidis, "La Doctrina de la Iglesia Cristiana Ortodoxa").

La Revelación Divina
Las enseñanzas de nuestra santa fe ortodoxa las encontramos en la Revelación Divina, que es todo aquello que el propio Dios reveló a los hombres, para que éstos pudieran creer verdaderamente en El, conseguir la eterna salvación y darle constantemente el más digno honor. Siendo absolutamente necesaria a todos los hombres, Dios la dio para todos, pues ella nos conduce a la salvación eterna. La Revelación Divina no podía ser ofrecida a los hombres directa mente: por esto Dios escogió para este fin personas especialmente piadosas y santas, que recibieron de Dios la Revelación, transmitiéndola enseguida los hombres, deseosos de recibirla.
Revelación es la manifestación de una verdad desconocida. La revelación es iluminación del entendimiento. La religión revelada tiene tres fases o manifestaciones que forman tres grados de la religión sobrenatural:

La revelación primitiva: es la revelación hecha por Dios a los primeros padres y patriarcas y que fue transmitida por tradición a sus descendientes. Llámase también patriarcal. Más tarde Moisés la consiguió por escrito en el Pentateuco; 2) la revelación Mosaica: es la revelación hecha al pueblo israelita por medio de Moisés y demás profetas. Duró hasta la promulgación del cristianismo; 3) la revelación Cristiana: es la revelación hecha por Dios a los hombres por el ministerio de Jesucristo. La religión fundada por Jesucristo se llama Cristianismo.
Estas tres revelaciones no se oponen sino que se desarrollan y perfeccionan; de modo que no son propiamente sino un sólo sistema de revelación divina que se completó en la revelación cristiana; las tres tienen dogmas, moral y ritos substancialmente los mismos; las tres reconocen a Dios por su autor; las tres tienen el mismo fin sobrenatural.
La primera Revelación Divina fue hecha a Adán, enseguida a Noé, después a Abraham, Moisés y otros profetas. En toda su plenitud, y en toda su perfección fue presentada la Divina Revelación a los

hombres por el Hijo de Dios hecho hombre, N. S. Jesucristo, que la divulgó y expendió por el universo entero por medio de sus discípulos, los apóstoles. Dice San Pablo: "Antiguamente había Dios hablado muchas veces y de muchas maneras a los padres, por los profetas; a nosotros nos habló en estos últimos días por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo por quien hizo también el mundo" (Hebr. 1:1-2).
Los Hechos de los Apóstoles nos dan a conocer el modo como se constituyó la Santa Iglesia Cristiana Apostólica y Ortodoxa; del día en el cual el Espíritu Santo posó sobre los Apóstoles y de la divulgación de las Sdas. Verdades de nuestra religión por los Santos Apóstoles. Los indicios que tenemos acerca de que la Sda. Escritura es la palabra de Dios son los siguientes: 1)La grandeza de su enseñanza, que demuestra no haber podido nacer del entendimiento humano, más sí haber tenido origen en la propia sabiduría de Dios. 2) La pureza y la sinceridad de la enseñanza, demostrando que desciende del Espíritu Divino. 3) Las Profecías, que son las predicciones extraordinariamente exactas de los acontecimientos futuros. 4) Los milagros, que son curas del cuerpo y del alma, causadas por la fe inquebrantable y por la gracia de Dios; curas esas inexplicables desde el punto de vista de las ciencias humanas. 5) La actuación poderosísima de las verdades y enseñanzas, contenidas en las Sdas. Escrituras, sobre los entendimientos y corazones humanos, propia, única y exclusivamente del poder Supremo de Dios.