viernes, 19 de noviembre de 2010

CRISMACIONES


































































































































































Crece la comunidad Ortodoxa en Colombia
setenta y dos jovencitos (72) y jovencitas fueron Crismados en la fe de la IGLESIA ORTODOXA DEL DIVINO ROSTRO con el concentimiento de sus padres y padrinos, que muy alegres y dispuestos, acompañaron este hermoso ramillete que engalano el Santuario del Divino Rostro en Dosquebradas Risaralda; aproximadamente cuatrocientas (400) personas asistieron a la Divina Liturgia, precedida por Vladika Andres.
Demos acción de gracias al Señor porque cada
día vemos la bendición para la Iglesia Ortodoxa en Colombia

lunes, 1 de noviembre de 2010

KOMBOSKINE

El origen de la cuerda de la oración se atribuye al tiempo del fundador de monasticismo cenobítico, San Pacomio el Grande (IV siglo), quién lo introdujo como un medio para ayudar a los monjes analfabetos a decir su regla de oración diaria logrando una cantidad definida de oraciones y postraciones. Desde entonces la cuerda de oración ha ganado la popularidad en el monasticismo oriental y ha sido de uso común entre los hombres. De acuerdo con su regla, cada monje se obliga a cumplir un número fijo de postraciones junto con la Oración de Jesús ("Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten piedad de mí, pecador").

ORACIONES DEL KOMBOSKINI
1. “Señor Jesucristo, ten piedad de mí”
2. “Señor Jesucristo, hijo de Dios, ten piedad mí, que soy pecador”
3. “ Señor Jesucristo, por la intersección de nuestra Señora, ten misericordia de mí”
Esta oración debe decirse en cada nudo, ya sea mientras se hace o mientras se reza con él.
Para las intenciones especiales se sustituye el nombre propio por el de la persona enferma o en necesidad de rezo.
Lo mismo en el caso que la oración es dedicada a un difunto.
1 “Señor Jesús Cristo, hijo de Dios, ten misericordia de ..........(nombre de la persona por la quese reza.)
DESCRIPCIÓN DEL KOMBOSKINI.
El Komboskini se hace de lanas puras para recordarnos que Jesús es el cordero de Dios. Es negro para recordarnos el luto por nuestros pecados, o borgoña para recordarnos la sangre de Nuestro Señor o blanco que es el color natural del cordero.
La Cruz nos recuerda a Jesús, y sirve de marca cada 10, 25, 50 o 100 nudos.
La borla en algunos Komboskini, nos recuerda el consuelo a nuestras lagrimas.

El Komboskine o cuerdas de rezo, Mas que marcar una regla monastica, nos enseña a resar con disciplina y con el corazon.
"Jesus, hijo de Dios, ten compasion de mi, que soy un pecador" Esta hermosa suplica ha sido adoptada por la Iglesia Ortodoxa, porque, el ciego Bartimeo, al proclamarla, resibio de Jesus, una respuesta inmediata, vio a Jesus con el alma, creyo en El en espiritu, aun teniendo su limitacion fisica, no dudo de Jesus...y al instante, recobro la vision fisica.
Marcos 10. 46-52.