martes, 17 de febrero de 2009

SANACION


El pueblo Bumangues recibió numerosas gracias espirituales y corporales a través de la imposición de manos que realizo la Madre Abadesa Liz en el Nombre del Señor Jesucristo, otorgando sanación a muchas personas de los males que los aquejaban.
Uno a uno fueron llegando desde diferentes lugares de la ciudad sedientos de la gracia y la Misericordia de Dios hasta llegar a reunirse una multitud aproximadamente tres mil personas.