domingo, 24 de agosto de 2008

ENTREVISTA PARA LA TELEVISION





El director del programa Panorama Regional, del canal CNC, el Señor willian entrevisto al Padre HieroMonge Andrés, en el cual se destaco un poco de historia y algunos aspectos de lo que es la iglesia Ortodoxa, se recorrió el Santuario dando explicación paso a paso del significado del interior del templo.
Invitando a los televidentes del Eje Cafetero a visitar al DIVINO ROSTRO DE LA SALVACIÓN, aparecido en el Santuario, también se hablo de la sanación (imposición de manos) de parte de la Madre Liz.

video
Al final de la entrevista se repartieron kids escolares a mas de 80 niños que se forman en la catequesis para recibir su Primera Comunión y la Santa Crismación.



Gracias al canal Regional de Cable Unión por dar la oportunidad por mostrar a través de este medio, cosas muy importantes de la SANTA IGLESIA ORTODOXA en Dosquebradas



MATRIMONIO ORTODOXO


Con gran Solemnidad y muy buena asistencia de fieles se celebró el Sacramento del Matrimonio Ortodoxo entre el Señor Jorge Eliecer Franco y Janeth Patricia Medina, precedido por el Padre Hieromonje Andrés, de acuerdo a la tradición Ortodoxa, la pareja de contrayentes son coronados de gloria y majestad y reciben la copa común para beberla en el nombre de la Santa Trinidad.

Felicitaciones a la nueva pareja.

sábado, 23 de agosto de 2008

MÁS QUE UNA REGLA DE ORACION ES UN ESTILO DE VIDA PIADOSA.



En la mañana, al levantarte, eleva tus pensamientos a Dios, persígnate y agradécele el paso de la noche y sus misericordias hacia ti. Pídele que Él dirija tus pensamientos, deseos y sentidos, para que todo lo que digas y hagas sea de su agrado.
Mientras te vistas recuerda que estás ante la presencia de Dios y del Ángel Guardián. Pídele a nuestro Señor Jesucristo que te vista con el ropaje de la salvación.
Esfuérzate aunque sea un cuarto de hora para meditar sobre las verdades de la fe y sobre lo que has leído de provechoso para tu alma.
Ora antes de comer, para que Dios bendiga la comida y la bebida y después de comer agradécele y ruega no perder los bienes espirituales. Es bueno levantarse de la mesa sin haberse saciado totalmente. Ayuna siguiendo el ejemplo de los primeros cristianos, hazlo especialmente el día jueves o viernes.
En los momentos de debilidad no te olvides de 0rar y hacer buenas obras. Todo lo que hagas, que sea en el nombre de Jesús, si quieres tener paz en tu alma, entrégate a Dios de todo corazón; No tendrás tranquilidad espiritual hasta que te pongas en paz con Dios.
Que el Señor Jesucristo sea tu maestro en todo, Constantemente dirige tus pensamientos a Dios y pregúntale cómo hubiera procedido él.
Asiste a la Iglesia frecuentemente. Confiésate y comulga, con los santísimos misterios, en la confesión arrepiéntete sinceramente de todos tus pecados.
Madre liz.

lunes, 18 de agosto de 2008

Maria la Madre de Dios


La Virgen María tiene un importante lugar en la Iglesia Ortodoxa, el que fácilmente se puede observar con el simple hecho de entrar a un templo ortodoxo: siempre hay al menos un ícono de la Virgen María notoriamente visible a los fieles. Entre todos los santos, la Santísima Virgen María goza de un lugar singular. Es venerada como la más excelsa de todas las criaturas de Dios, "mas venerable que los querubines e incomparablemente más gloriosa que los serafines," como cantamos en uno de los himnos de la Divina Liturgia.
Los datos más antiguos que tenemos acerca de María, los encontramos en el Nuevo Testamento, y también en los escritos llamados los "evangelios apócrifos". Estos son documentos compuestos en los primeros días de la iglesia, que no fueron aceptados finalmente como "Evangelios Canónicos" incluidos en el Nuevo Testamento, pero que si son una fuente que nos enseña acerca de la vida de María. Algunos de estos evangelios apócrifos que relatan detalles de su vida incluyen el Proto Evangelio de Santiago, el Pseudo-Mateo, y el Evangelio de la Natividad de María.
De estas fuentes apócrifas, sabemos que el padre de María era Joaquín, un hombre justo, pastor de ovejas, de la tribu de Judá, y que vivía en Nazaret. Era muy generoso, y tenía como costumbre dar un tercio de sus bienes a los pobres, a las viudas y a los huérfanos, otro tercio al templo y a las personas que servían en él, y el último tercio lo guardaba para sus necesidades y las de su familia. La madre de María se llamaba Ana, hija de un sacerdote del templo judío, que había nacido en Belén. Joaquín y Ana habían estado casados por muchos años, pero no tenían hijos. Esto, en la cultura de su tiempo, se consideraba como una maldición de Dios, una humillación delante de todos. Rogaban incesantemente a Dios que les diera hijos, prometiéndole que le dedicarían la vida de su hijo o hija. Un día, un ángel del Señor visitó a Joaquín mientras pastoreaba, y le anunció que Ana daría a luz a una niña. Luego el mismo ángel también apareció a Ana, dándole la misma noticia. Se alegraron mucho y agradecieron a Dios Su Gran Misericordia. La Iglesia Ortodoxa celebra la fiesta de la concepción de María por sus padres, el día 9 de diciembre. Celebramos su nacimiento el 8 de septiembre. Cumpliendo con su promesa a Dios, Joaquín y Ana llevaron después a la pequeña María al templo para dedicar su vida a Dios. Esta fiesta, la Presentación de María en el Templo, la celebramos el 21 de noviembre.
En la Iglesia Ortodoxa, todo cuanto creemos y afirmamos acerca de María, se relaciona directa y explícitamente con nuestra fe en Jesucristo, el Hijo de Dios, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad Hecho Hombre. La "Mariología" está imprescindiblemente relacionada con la "Cristología," con nuestra fe en la Encarnación. Sostenemos dos dogmas acerca de María: primero, como ya hemos dicho, que ella concibió a su Hijo Jesucristo por obra del Espíritu Santo, como encontramos en el Credo Niceo-Constantinoplano. El segundo dogma acerca de María fue proclamado por el tercer Concilio Ecuménico, celebrado en Éfeso en al año 431. Este dogma afirma que María es Theotokos, es decir, "La que Dio a Luz a Dios", Madre de Dios, y no solamente Cristotokos, o sea, únicamente Madre de Cristo.